Se trata de la construcción de un muelle constituido por un tablero de hormigón armado de 350 metros de largo por 35 metros de ancho. La obra se desarrolla a continuación del Muelle de escala existente.

La nueva obra posibilita la expansión de las playas de contenedores de la terminal. Se incluyen en el proyecto las obras de dragado y movimientos de suelos necesarios para la ejecución de los trabajos. 

El muelle será apto para la operación de equipamiento especializado para atención al tráfico de embarcaciones Tipo Full Container. Las playas de contenedores serán aptas para el almacenamiento de contenedores llenos y para la operación de los equipos de movimiento en playa con el sistema de Straddle Carrier.