Exportadores e importadores poseen el marco legal necesario para almacenar, procesar, agregar valor y distribuir sus productos desde y hacia cualquier parte del mundo desde un puerto libre ubicado en la puerta de entrada de la principal hidrovía del sur de América. 

En Montevideo confluyen las rutas interoceánicas que unen Europa y la costa Este de Estados Unidos con las provenientes del Lejano Oriente y Sudáfrica. Este punto de encuentro permite la conexión y el trasbordo de cargas entre ambas rutas. Una amplia de red de transporte marítimo, fluvial y terrestre ofrece la posibilidad de una rápida distribución de mercaderías desde y hacia los principales mercados de la región y el mundo.