Comunicado

Considerando que últimamente han sido noticia las consecuencias provocadas por una disposición de la Sub-Secretaría de Vías Navegables de la República Argentina que ha prohibido a los exportadores de aquel país realizar transbordos en puertos uruguayos, Terminal Cuenca del Plata S.A. (TCP) se siente en la obligación de informar a la opinión pública lo siguiente:

 

Considerando que últimamente  han sido noticia las consecuencias provocadas por una disposición de la Sub-Secretaría de Vías Navegables de la República Argentina que ha prohibido a los exportadores de aquel país realizar transbordos en puertos uruguayos, Terminal Cuenca del Plata S.A. (TCP) se siente en la obligación de informar a la opinión pública lo siguiente:

 

1. Las inversiones en infraestructura, tecnología, y desarrollo de recursos humanos realizadas por TCP en los últimos años, del orden de USD 200 millones, han permitido que Montevideo se convierta en un puerto líder en la región en materia de productividad y servicios.

 

Tal como lo informó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en el primer semestre de 2013, el Puerto de Montevideo fue el de mayor crecimiento de su actividad entre las 20 principales terminales de la región, desde México hasta Argentina. Dicho crecimiento, fruto de un esfuerzo sostenido, se asienta principalmente sobre cargas provenientes del sector exportador argentino, que aporta el volumen crítico para que lleguen al Puerto de Montevideo los grandes buques interoceánicos, y permiten sumar carga de transbordo proveniente de otros países de la región como Brasil o Paraguay. Por esa razón la entrada en vigencia de la disposición argentina, hace ya más de un mes, afecta la actividad de TCP en una magnitud equivalente al 50% de su actividad considerando exclusivamente la carga argentina. Cabe decir que potencialmente el daño puede ser aún mayor en caso que, por perder esa carga, se cancelara la llegada de barcos interoceánicos, ya que se pondría en riesgo la carga de transbordo de Paraguay y Brasil.

 

2. Terminal Cuenca del Plata ha quedado en medio de un problema de carácter político que escapa absolutamente a su control. Frente a esta grave situación, para colaborar en la búsqueda de soluciones  hicimos y haremos todo lo que esté a nuestro alcance; pero sabemos que la solución a un problema de esta naturaleza supera ampliamente nuestras potestades como empresarios.

 

3.  La medida argentina se hizo efectiva los primeros días de noviembre.  Luego de un minucioso análisis y estudio de la situación se convocó a una reunión del directorio de la empresa, la cual se llevó a cabo  el día 28 de ese mismo mes. A la reunión concurrieron los dos representantes de la ANP en el directorio. En dicha sesión se informó al detalle sobre las consecuencias que la continuidad de las medidas argentinas provocaría en TCP, lo que obligaría a la empresa a adecuar sus costos a la nueva realidad y, como consta en actas, se manifestó expresamente la preocupación por la afectación que tal reducción tendría sobre el personal de la empresa. Anteriormente ya habíamos analizado y transmitido nuestras preocupaciones en la reunión mensual entre TCP y el directorio de la ANP donde se expresó que de mantenerse esta situación en el tiempo sería inevitable que TCP tomara medidas económicas de contingencia.

 

4.  Desde nuestro punto de vista la magnitud del problema planteado requiere un tratamiento urgente y serio; así como de trabajo conjunto entre el gobierno, como interlocutor con el país vecino y de los actores privados, como especialistas en materia logística y portuaria.

 

Para analizar la situación en profundidad y su impacto en la terminal  solicitamos una reunión con el Ministro de Transporte y Obras Públicas, la cual aún no hemos logrado mantener.

 

Entendemos que, aún sin sacrificar la búsqueda de nuevos mercados como Paraguay y Bolivia, debemos  reconocer que Argentina existe y que hoy su carga representa, y en el futuro próximo representará, el máximo potencial de crecimiento para el Puerto de Montevideo en su posicionamiento como hub regional.

 

Abogamos por continuar trabajando en conjunto  y seriamente junto al gobierno. Sin improvisación, ni voluntarismo, poniendo a disposición nuestra experiencia, nuestras inversiones, nuestro trabajo,  como empresarios, profesionales, técnicos y trabajadores del sector logístico y portuario.

 

 

5.  Reafirmamos nuestro compromiso a largo plazo con el desarrollo portuario de Uruguay al punto tal que, en plena crisis, confirmamos a la ANP la oferta de inversiones que hicimos hace ya un año como una clara señal de confianza en el futuro del país. Expresamos nuevamente que nada tienen que ver las contingencias actuales con nuestro compromiso con el futuro de la terminal y del Puerto de Montevideo.

 

6.  Sabemos que el Sr. Presidente de la República entiende muy bien la situación, confiamos en el camino de diálogo que él ha indicado y confirmamos nuestra disposición a colaborar en todo aquello que esté a nuestro alcance para lograr superar la difícil situación actual.

 

 

7.  Lamentablemente, al no preverse una solución en el corto plazo, por razones de buena administración y responsabilidad empresarial debemos iniciar un proceso de adecuación de los costos operativos, considerando un escenario de pérdida de mercado superior al 60% para el cuatrimestre enero- abril debido principalmente a la incidencia que tiene la carga argentina en ese período.

 

8.  Lamentamos profundamente encontrarnos en esta situación y abogamos firmemente por que las autoridades de ambos países puedan comenzar un diálogo que permita encontrar las soluciones conjuntas que ambos países necesitan en beneficio del trabajo y el comercio exterior de la región.

 

 

Katoen Natie Terminal TCP

 

Terminal Cuenca del Plata S.A.