Cuando los contenedores están vacíos son transportados a un depósito. Allí el contenedor es revisado para comprobar que no esté dañado y que continúe siendo hermético.

En el caso de los contenedores refrigerados, en esta etapa se revisa el sistema de refrigeración. 

Si el contenedor está en buenas condiciones es trasladado a un depósito; si el contenedor está dañado es reparado antes de ingresar al depósito. 

El aumento en las actividades del Puerto de Montevideo ha causado un gran desarrollo en la actividad de reparación de contenedores, que prácticamente no existía antes del 2001.

Hoy en día Uruguay revisa y repara (inspección previa al viaje) la mayoría de los contenedores refrigerados usados para exportar mercadería del Sur de Argentina, y parte de los contenedores refrigerados utilizados para exportar mercadería de Chile.